korkmaz1_Burak KaraGetty Images_chp leader opposition Burak Kara/Getty Images

Un libro de tácticas turco para combatir el populismo

ESTAMBUL – Mientras Turquía se prepara para las elecciones nacionales de 2023, el presidente Recep Tayyip Erdoğan pierde terreno por la crisis económica que se está gestando y pos las estrategias efectivas de los partidos de la oposición. Bajo el mando de Erdoğan, Turquía se ha convertido en un modelo de autoritarismo populista en los últimos diez años. Pero seis partidos de la oposición recientemente forjaron una alianza opositora unida por una agenda compartida de democratización. Sus esfuerzos merecen sumarse a un libro de tácticas cada vez más grande para competir contra los populistas autocráticos.

A lo largo de los años, Erdoğan ha canalizado un fuerte mayoritarismo en gobernanza autoritaria. Se posicionó a sí mismo y a su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) como el único representante del país, desechó la legitimidad de todos los grupos opositores y encarceló a algunos de sus miembros. Apelando a su mayoría parlamentaria y a referendos, el AKP profundizó la polarización política y social de Turquía consolidando al mismo tiempo el control del ejecutivo.

El control del poder por parte del partido culminó en 2018, cuando Erdoğan pergeñó la transformación del sistema parlamentario de Turquía en un sistema híper presidencialista carente de controles y contrapesos. Al abolir el cargo de primer ministro, al lograr que el parlamento se vuelva disfuncional y al transferir poderes clave al presidente, Erdoğan subordinó la capacidad de la oposición para organizar y movilizar a los votantes a un régimen unipersonal arbitrario.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/M4inktxes