leonard49_Michele TantussiGetty Images_ursulavonderleyen Michele Tantussi/Getty Images

La creación de una Comisión Europea “geopolítica”

BERLÍN – El 1 de diciembre, Ursula von der Leyen finalmente asumirá como presidente de la Comisión Europea. Ha prometido liderar una comisión que evitará un escenario en el cual, como advirtió recientemente el presidente francés, Emmanuel Macron, Europa podría “desaparecer geopolíticamente” en medio de una escalada en la rivalidad sino-norteamericana.

Sin duda, la Unión Europea tiene el mercado más grande del mundo, el segundo gasto en defensa más alto (después de Estados Unidos), 55.000 diplomáticos y el mayor presupuesto de asistencia para el desarrollo del mundo. Pero estas fortalezas están limitadas por la fragmentación del poder europeo entre y al interior de los estados miembro y las instituciones de la UE. Si bien China y Estados Unidos son adeptos a integrar la geopolítica con sus intereses económicos, la UE tercamente actúa como si se tratara de agendas separadas.

Si Von der Leyen pretende construir una “comisión geopolítica” efectiva, necesitará pasar siete grandes pruebas. La primera será generar unidad detrás del Trato Verde Europeo que promueve y que ha convertido en una de sus prioridades centrales. El interrogante no es sólo si puede liderar una respuesta europea efectiva al cambio climático, sino si puede impedir que la cuestión se convierta en otro frente en la guerra cultural entre los estados miembro occidentales de la UE y el conjunto de estados en Europa central y del este.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/ziL5GSAes;