lind3_OLIVIER DOULIERYAFP via Getty Images)_capitol damage OLIVIER DOULIERYAFP via Getty Images

La verdadera amenaza contra la democracia estadounidense

AUSTIN – Todavía hay muchas incógnitas en relación con lo que sucedió en Washington el 6 de enero de 2021. Pero casi desde el momento en que una turba asaltó el Capitolio, quedó claro que el orden constitucional del país resistió el intento de Donald Trump de subvertirlo.

La evidencia disponible indica que Trump apoyó un plan estrafalario por el cual el vicepresidente Mike Pence debía negarse a certificar el triunfo de Joe Biden en el Colegio Electoral. La idea era que en medio de la confusión creada por electores autodesignados no autorizados, los congresistas republicanos otorgarían a Trump un segundo mandato.

Pero el plan estaba condenado al fracaso, porque un grupo clave de republicanos se negó a seguir la corriente. Pence rehuyó del papel que tenía asignado, y lo mismo hicieron el procurador general William Barr y otros altos funcionarios del ejecutivo. Funcionarios republicanos de los estados de Georgia, Michigan, Wisconsin y Pensilvania y varios jueces federales (incluso algunos designados por Trump) tampoco dieron el brazo a torcer.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/2cIBQ3Jes