tadesse1_Eric LafforgueArt in All of UsCorbis via Getty Images_ethiopiamother Eric Lafforgue/Art in All of Us/Corbis via Getty Images

Financiando la planificación familiar en los países de bajos ingresos

ADÍS ABEBA – Como una ocupada madre de cuatro niños que vive en una remota aldea en Etiopía, Amina no siempre podía asistir a sus citas en la clínica de salud para recibir su anticonceptivo inyectable. Por eso, cuando Selam, una trabajadora sanitaria de la clínica, le hizo ver las opciones disponibles, Amina se entusiasmó al saber que existía un implante reversible de larga duración que haría innecesarias las visitas periódicas al centro de salud.

Selam observó que más mujeres estaban escogiendo el implante por razones similares, pero le preocupaba que la clínica quedara sin suministros de los métodos de planificación familiar de los que dependen pacientes como Amina. Lamentablemente su situación no es única: los centros de salud de todo el país están enfrentando problemas parecidos.

Hoy las mujeres etíopes usan servicios de planificación familiar más que nunca antes: la tasa de prevalencia de anticonceptivos subió desde un 8% en 2000 a un 41% en 2019. Nuestro gobierno aumentó los fondos correspondientes y se centró en ampliar el acceso en el nivel comunitario, empleando a 42.000 funcionarios sanitarios en 18.000 puestos de trabajo, todo lo cual nos ha ayudado a lograr estos notables avances.

https://prosyn.org/LU6NhPpes