varoufakis107_Thomas LohnesGetty Images_christinelagarde Thomas Lohnes/Getty Images

Los regalos de Christine Lagarde a los populistas

ATENAS - Los tres errores de Christine Lagarde como presidenta del Banco Central Europeo no provocaron el resurgimiento del populismo de derecha en toda Europa; pero lo han reforzado poderosamente.

La primera metedura de pata le costó a Italia miles de millones, y al BCE muchas de las ganancias de reputación que Mario Draghi, el predecesor de Lagarde, había conseguido con tanto esfuerzo. Recordemos marzo del 2020: el mundo estaba presa de la ansiedad inducida por la pandemia y los mercados entraban en pánico, especialmente por la solvencia de Italia, un país con deudas gigantescas y sin un banco central propio para imprimir dinero como podrían hacerlo la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco de Japón e incluso el Banco de Inglaterra.

Cuando se le preguntó en una conferencia de prensa programada si el BCE respaldaría la deuda de Italia para contener los diferenciales de tasas de interés (la diferencia en los costos de endeudamiento entre los gobiernos de los estados miembros) dentro de la eurozona, Lagarde no tranquilizó a los mercados ni al público repitiendo la famosa promesa de Draghi de hacer “lo que sea necesario”. En cambio, hizo lo contrario y declaró: "No estamos aquí para cerrar los diferenciales". En cuestión de segundos, los costos del servicio de la deuda de Italia se dispararon. Si bien el gobierno de Italia estaba apoplético ante esto, la líder de la oposición populista Giorgia Meloni, quien desde entonces se convirtió en primera ministra, sin duda estaba encantada.

https://prosyn.org/wlS6VSYes