muniz2_ValeryBrozhinskyGettyImages_digitalworld Valery Brozhinsky/Getty Images

La guerra fría tecnológica que se avecina

MADRID – Por detrás del conflicto comercial de la administración Trump con China, se encuentra al acecho un temor constante relativo a que Estados Unidos podría estar perdiendo su ventaja en la carrera tecnológica mundial. Y, este no es sólo un sentimiento de Trump. De manera más amplia, en los círculos de la formulación de políticas de Estados Unidos, la política china denominada “Hecho en China 2025” – que pretende garantizar el dominio de China en las capacidades cibernéticas, la inteligencia artificial (IA), la aeronáutica y otros sectores de tecnología de punta – es vista no sólo como un desafío económico, sino como un amenaza geopolítica. Se considerará que todo (desde la infraestructura de telecomunicaciones de Estados Unidos y la propiedad intelectual a la posición militar de Estados Unidos en Asia oriental) se encuentra en riesgo.

El hecho de que la tecnología esté generando tensiones geopolíticas va en contra de las predicciones de muchos académicos y formuladores de políticas. Tan recientemente como a mediados de la década de 2000, algunos de ellos vaticinaban que la geografía ya no desempeñaría un papel significativo en el funcionamiento de los mercados globales. La globalización y la tecnología conducirían a un mundo “plano” con una competencia perfecta, donde el talento se iba a extender automáticamente de manera uniforme a lo largo y ancho de regiones y fronteras; los trabajadores calificados se conectarían a los procesos productivos de forma remota y sólo cuando ello se tornara necesario.

En los hechos, los talentos en el siglo XXI están distribuido en forma más desigual que nunca antes. Algunos centros clave – Cambridge, Massachusetts; Silicon Valley; Shenzhen, China – ahora albergan una parte importante de los trabajadores digitales y tecnológicos altamente calificados del mundo. No está del todo claro por qué sucede esto. Sin embargo, algunos académicos han comenzado a atribuir la concentración del talento digital al papel que desempeña el “conocimiento tácito”: es decir, el papel que desempeñan los conocimientos especializados, como lo son las prácticas y procedimientos de la industria, o los conocimientos técnicos que son valiosos únicamente bajo condiciones muy específicas.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/RxlX912es