benami192_Fatima ShbairGetty Images_gaza Fatima Shbair/Getty Images

Algo cambió en la Franja de Gaza

TEL AVIV – La Franja de Gaza es una de las zonas más densamente pobladas y empobrecidas de Medio Oriente. También es uno de los lugares más castigados del planeta, gobernado por el movimiento islamista Hamás, aplastado bajo el peso de un bloqueo israelí (y egipcio) y consumido en enfrentamientos con Israel. Hasta ahora, los combates entre las milicias de la Franja e Israel no han hecho nada por generar avances en dirección a un acuerdo político que pueda liberar a los residentes de Gaza de lo que en la práctica es una prisión a cielo abierto.

Pero hay algunas razones para esperar que la última escalada de violencia (detenida ahora por un frágil alto el fuego) no haya sido como las demás. La reciente campaña militar de Israel (Operación Amanecer) estuvo dirigida contra la segunda milicia más grande de Gaza, la Yihad Islámica Palestina. Y por segunda vez apenas (la primera fue durante la operación israelí Cinturón Negro en 2019), Hamás no participó en el enfrentamiento; se limitó a condenar la «agresión sionista» contra los palestinos (entre quienes murieron 44 personas, incluidos quince niños y cuatro mujeres, en algunos casos como resultado de cohetes perdidos de la Yihad Islámica) y a lamentar a los «mártires justos (palestinos)».

Esto no quiere decir que Hamás haya abandonado la lucha armada, pero hace pensar que está buscando un equilibrio entre su ethos de resistencia y las responsabilidades que tiene hacia la desahuciada población gazatí. Al parecer, apuesta a negociar en forma indirecta para conseguir una tregua más duradera con Israel, que permita estabilidad y rehabilitación económica para Gaza.

To continue reading, register now.

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

Subscribe

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

https://prosyn.org/CBWw75Nes