cfigueres13_OLE BERG-RUSTENAFP via Getty Images_norwaysovereignwealthfund Ole Berg-Rusten/AFP via Getty Images

El deber soberano de Noruega

BRUSELAS – Los recientes acontecimientos en Noruega podrían tener implicaciones trascendentales para los compromisos relacionados con el clima en la conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (COP26) que se celebrará en Glasgow el próximo mes de noviembre.

En agosto, un comité designado por el gobierno recomendó que Noruega dirigiera su fondo soberano de riqueza (SWF) en camino al logro de cero emisiones netas de gases de efecto invernadero (GEI) hasta el año 2050, y que las actividades del fondo se tornaran consistentes con los compromisos de Noruega en virtud de los acuerdos internacionales sobre el clima. Poco después, el candidato del Partido Laborista noruego a primer ministro, Jonas Gahr Støre, confirmó que, de ser elegido, introduciría un objetivo de cero emisiones netas para el fondo. Ahora que Støre emergió como el candidato victorioso en las elecciones parlamentarias de este mes, su desafío es formar una coalición que le permita cumplir lo que prometió en línea con sus convicciones. 

El Fondo de Pensiones del Gobierno de Noruega valorado en $1,4 millones de millones es el fondo soberano de riqueza más grande del mundo. Pero el país se ha mostrado reticente a la hora de poner el peso de su fondo detrás de sus propios compromisos climáticos internacionales. No es el único.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading and receive unfettered access to all content, subscribe now.

Subscribe

or

Unlock additional commentaries for FREE by registering.

Register

https://prosyn.org/vDzrB4ges