emmott38_MANDEL NGANAFP via Getty Images_bidenxi Mandel Ngan/AFP via Getty Images

Crisis viciosas

LONDRES – Quienes se sienten decepcionados por los resultados poco concluyentes de la cumbre sobre el cambio climático COP26, la reciente cumbre virtual entre el Presidente estadounidense Joe Biden y el Presidente chino Xi Jinping, o los esfuerzos por alcanzar la igualdad de la vacuna contra el COVID-19 deben despertar a la realidad del mundo en que vivimos. En las circunstancias actuales, la gobernanza global solo puede decepcionar.

En un nuevo estudio titulado Our Global Condition (Nuestra condición global), yo y mis colegas de la Comisión Global de Políticas Pospandémicas atribuimos estas dificultades al hecho de que estamos en medio no de una, sino de cuatro crisis. La única manera de avanzar es reconocer la conexión entre la sanidad pública planetaria, el cambio climático, la caída de la confianza pública y la legitimidad democrática, y la inestabilidad geopolítica. Son problemas que se vinculan entre sí, y tratarlos como si estuvieran separados no nos llevará a ninguna parte.

Las presiones a las que sometemos el medio ambiente aumentan la probabilidad de que las enfermedades de origen animal (zoonóticas) se propaguen a los seres humanos y se conviertan en pandemias. A su vez, las presiones sociales, políticas y económicas derivadas de una pandemia impulsan actitudes y conductas que socavan la solidaridad social, dificultando a los gobiernos asegurarse el apoyo público a fuertes medidas de descarbonización. En los países donde el legado de la crisis financiera de 2008 y el crecimiento de las redes sociales afectaron la confianza en las instituciones y en la autoridad de los expertos, abordar estas nuevas crisis sigue siendo una batalla cuesta arriba.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/l7k7qXEes