Skip to main content

Cookies and Privacy

We use cookies to improve your experience on our website. To find out more, read our updated Cookie policy, Privacy policy and Terms & Conditions

gabriel4_Sergei-MalgavkoTASS-via-Getty-Images_russian-missile Sergei MalgavkoTASS via Getty Images

Europa y la nueva carrera de armas nucleares

BERLÍN – Uno de los pilares del control de las armas nucleares pasó a ser historia el 2 de febrero, cuando expiró el plazo de 60 días que Estados Unidos le había dado a Rusia para salvar el Tratado de Fuerzas Nucleares de Alcance Intermedio (INF por su sigla en inglés) de 1987. Rusia alegremente dejó pasar el plazo. Pero también lo hizo la Unión Europea, a instancias de Alemania. Europa hoy está entrando en un período potencialmente peligroso y debe jugar un rol mucho más activo en el debate sobre las armas nucleares.

El Tratado INF prohíbe el despliegue de misiles nucleares de alcance intermedio en Europa. Su final casi certero opaca las perspectivas de extender el Nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas entre Estados Unidos y Rusia cuando expire en 2021. Y sin un marco contractual para las armas nucleares entre Rusia y Estados Unidos, el Tratado Internacional de No Proliferación de Armas Nucleares no puede sobrevivir.

La no proliferación depende de la voluntad de las dos superpotencias nucleares de someterse a un control y verificación de armamentos. Si Estados Unidos y Rusia, en cambio, se dedican a acumular armas nucleares, las potencias más pequeñas harán lo mismo, porque creen que, de esa manera, se vuelven invulnerables. Corea del Norte e Irán son sólo los primeros ejemplos de esto.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

Get unlimited access to PS premium content, including in-depth commentaries, book reviews, exclusive interviews, On Point, the Big Picture, the PS Archive, and our annual year-ahead magazine.

https://prosyn.org/rmwbYNWes;

Edit Newsletter Preferences