haass133_Brendan HoffmanGetty Images_ukrainerussiaconflict Brendan Hoffman/Getty Images

Desactivar la crisis ruso-ucraniana

NUEVA YORK – En los últimos meses Rusia posicionó una gran y competente fuerza militar a lo largo de su frontera con Ucrania. Lo que no sabemos es por qué (siempre resulta más fácil evaluar las capacidades que las intenciones), o incluso si el presidente ruso Vladímir Putin ha decidido ya cómo procederá. Hasta el momento creó opciones, no resultados.

Esto trae a la memoria a julio de 1990, cuando otro autócrata, Sadam Husseín, posicionó importantes fuerzas militares al sur de Irak, a lo largo de su frontera con Kuwait. En ese entonces, como ahora, sus intenciones no resultaban claras, pero el desequilibrio de fuerzas era obvio. Los líderes árabes pidieron al entonces presidente estadounidense George H.W. Bush que no reaccionara desmedidamente, convencidos de que era una estratagema para forzar a Kuwait a tomar medidas para aumentar el precio del petróleo, lo que ayudaría a Irak a recuperarse y armarse nuevamente después de su larga guerra con Irán.

Para principios de agosto, sin embargo, lo que para muchos parecía histrionismo político se había convertido en algo demasiado real. La invasión llevó a la conquista y fue necesaria una gran coalición internacional liderada por Estados Unidos para expulsar a las fuerzas iraquíes de Kuwait y recuperar la soberanía del país.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/Leet4kies