krauss54_Steffen Kugler-Bundesregierung-Pool via Getty Images_bidenmerkel Steffen Kugler/Bundesregierung/Pool via Getty Images

El gran juego de Biden

STANFORD – Joe Biden está a punto de embarcarse en su primer viaje a Europa como presidente de Estados Unidos. Después de una cumbre del G7 en Inglaterra, asistirá a una cumbre de la OTAN en Bélgica y luego a una reunión bilateral con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Ginebra. Pero si bien Europa será el escenario, el foco en definitiva estará puesto en China, porque la prioridad estratégica de Biden es armar una respuesta occidental unida frente al comportamiento chino.

La creciente asertividad y desprecio por Europa por parte de China han deteriorado las opiniones de muchos líderes europeos sobre el régimen del presidente Xi Jinping, lo que crea una oportunidad que Biden no se va a atrever a desperdiciar. Por más curioso que suene, el gasoducto Nord Stream 2 que conecta a Alemania con Rusia hoy está en el centro de los esfuerzos de Biden por alejar a Europa –particularmente a Alemania- de China.

Durante años, Biden ridiculizó al gasoducto Nord Stream 2 calificándolo como “un mal acuerdo para Europa”, con el argumento de que ponía en peligro la seguridad del continente, y particularmente la de Polonia, Ucrania y los estados bálticos. En sus audiencias de confirmación en enero, el secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, dijo que la administración entrante estaba “decidida a hacer lo que podamos para impedir” la concreción del gasoducto.

We hope you're enjoying Project Syndicate.

To continue reading, subscribe now.

Subscribe

or

Register for FREE to access two premium articles per month.

Register

https://prosyn.org/abfei7Pes