galbraith17_Jeremy HoganSOPA ImagesLightRocket via Getty Images_US2020vote Jeremy Hogan/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

El futuro democrático de EE. UU.

AUSTIN – Ahora que ya pasó el aniversario de los disturbios del 6 de enero, dediquémonos al panorama general.

La gran anomalía en la elección presidencial estadounidense de 2020 fue que Joe Biden ganó por 7 millones de votos populares a nivel nacional, pero quedó a 43 000 (en tres estados reñidos) de perder en el Colegio Electoral y, con ello, en la elección. Tan solo en California Biden consiguió 5 millones más de votos de los que necesitaba y, en Nueva York, otros 2 millones.

Hasta el momento, en este siglo solo Barack Obama ganó con victorias decisivas tanto en el voto popular como en el Colegio Electoral. En 2000 y 2016, el ganador del voto popular perdió las elecciones. En 2004, el resultado dependió de un solo estado: Ohio. Esta anomalía no solo es persistente, sino también constitucional, lo que prácticamente impide solucionarla.

To continue reading, register now.

As a registered user, you can enjoy more PS content every month – for free.

Register

or

Subscribe now for unlimited access to everything PS has to offer.

https://prosyn.org/TXeXDMtes